Ergonomía. Mesas de Trabajo

Una buena mesa de trabajo debe facilitar el desarrollo adecuado de la tarea; por ello, a la hora de elegir una mesa para trabajos de oficina, deberemos exigir que cumpla los siguientes requisitos:

Si la altura es fija, ésta será de aproximadamente 700 mm.
Si la altura es regulable, la amplitud de regulación estará entre 680 y 700 mm.
La superficie mínima será de 1.200 mm de ancho y 800 mm de largo.
El espesor no debe ser mayor de 30 mm.
La superficie será de material mate y color claro suave, rechazándose las superficies brillantes y oscuras.
Permitirá la colocación y los cambios de posición de las piernas.

Mesas de Trabajo

Apoyapiés.

Los apoyapiés tienen un papel importante, siempre que no se disponga de mesas regulables en altura, ya que permiten, generalmente a las personas de pequeña estatura, evitar posturas inadecuadas.

La superficie de apoyo debe asegurar la correcta situación de los pies; las características serán:

Anchura 400 mm.
Profundidad 400 mm.
Altura 50 – 250 mm.
Inclinación 10º.

Es aconsejable asimismo que la superficie de apoyo de los pies sea de material antideslizante.

Apoyabrazos.

La utilización de apoyabrazos está indicada en trabajos que exigen gran estabilidad de la mano y en trabajos que no requieren gran libertad de movimiento y no es posible apoyar el antebrazo en el plano de trabajo.

Anchura 60 – 100 mm.
Longitud – que permita apoyar el antebrazo y el canto de la mano.

La forma de los apoyabrazos será plana con los rebordes redondeados.

Deje su Comentario